martes, agosto 29, 2006

La historia de un asesino - Lo que hace uno por los amigos

(El Asesino)

Q tanto harías por un amigo?... Por un verdadero amigo???

Cuantos de nosotros no deseamos ser asesinos alguna vez, en nuestros momentos de pachequez? Creo que muchos, bueno pues esta historia que les cuento a continuación es verídica y con personajes reales sin embargo los nombres quedaran de incógnito por su propio bien y para que no se quemen más de lo que ya están.

Pues fue una noche a mediados de octubre, cerca estaba el aniversario de la cantina y era una peda segura, pero q sorpresa me doy cuando de repente suena mi celular a las 3 am de un jueves...

Alestad: Alestad!! (Siempre contesto así)

Asesino: q onda wey q haces?

Alestad: puta madre tu q crees que esté haciendo en jueves a las 3 de la mañana pendejo?

Asesino: oh! sorry compa, pues es que tengo un problema y quería ver si me podrías ayudar...?

Alestad: de q tipo? (mientras yo sigo descifrando quien vergas era el mortal q se atrevió a despertar a un dios como yo.)

Asesino: pues es mi vieja guey!! Esta desmayada y no se puede levantar

Alestad: ¿que? Pues q quieres q haga ¿q hable a una ambulancia o q?

Asesino: nel te necesito a ti!!

Alestad: baboso, yo no soy un puto doctor de mierda

Asesino: es q ella no quiere q nadie se entere.

Alestad: ¿donde vergas estas?

Asesino: por aquí en el hotel premier, atrás, en la playa.

Alestad: mmm, ok ya se.

Aun no sabia ni quien vergas era, y en mi puto cel no estaba ese numero registrado, primero pensé q era Cristian, un güey q conozco, pero todavía dudaba q fuera él, por que jamás creí q me hablara para un favor de ese tipo, así q todavía tenia la duda. Después de un buen rato, y de como 2 llamadas más al mismo número, queriendo saber quien era, y como a mi siempre me gusta acordarme de quien es la raza, y no andar preguntando ¿quien eres? Para que no me agarren de su pendejo.

Hay una tonada característica siempre en la voz del asesino, y con eso tuve para saber que era ese guey. Y en cuanto supe, más me preocupe.

Asesino: wey ¿en donde estas? ¿No vas a venir?

Alestad: Espérate pendejo en unos minutos llego, como sigue tu vieja?

Asesino: igual, la trato de despertar y no se mueve mucho, esta bien débil.

Alestad: cabrón no dejes q se duerma, no te vayas a apendejar.

Asesino: nel wey, apúrate!!

Alestad: cállate puta! ahorita voy!

En ese rato baje en chinga del departamento, hacia la casa de mis padres para agarrar las llaves del trueno, (carro = malibú) e irme en chinga, pero de pronto q prenden la luz y era mi jefe preguntando... “A donde vas cabrón? son las 3 am”. Le explique lo q pasaba y dijo ni madre “¿como crees? solo piensa, q ella esta muerta y tu vas a ayudarlo, los agarra la pinche policía y se los lleva a la chingada a los 2 y es un pinche pedote, nel no vayas, mejor mándales una ambulancia”, le dije ¿sabes q?, me vale madre, es mi compa y no lo puedo dejar abajo, así q me voy a ir...

A unos pasos de la puerta me dijo mi jefe

Jefe: “espérate, deja ponerme una camisa...”

Tons agarramos el carro y nos fuimos en chinga hacia el lugar de los hechos, pero antes mi jefe me dijo.

Jefe: espérate, hay q llegar a la farmacia cmq... Pa comprarle algo a la vieja.

Así q compro su pinche dotación de comida de ñil, un Pato L'orange (1 Fanta y 1 gansito)

Alestad: no manche, es vendedora de ropa, no es un pinche macuarro de mierda, bueno pues, ta bien por si las dudas, ya q.

Llegamos al lugar y pues esperaba a ver de volada a mi compa y pues con la sorpresa de q no se veía ni vergas, oscuro hasta su pinche madre y yo marcándole al cel.

Alestad: ¿donde chingados estas, hijo de tu negra madre?

Asesino: a donde vas cabrón? Te vi y no bajaste

Alestad: pues no se donde chingados estas?

Asesino: a tu lado derecho como a 15 metros

Después de hacerme unas señas con la luz del cel para mostrar su ubicación, me encamine hacia él diciendo.

Alestad: Pinches negros de mierda luego por q no los quiere uno, ahí te andan despertando a las 3 putas de la mañana y si a huevo, aquí esta tu pendejo q sabes q va a venir, nada mas por eso me quiero drogar cabrón, y luego cabrón? Q paso q le hiciste?

Asesino: nada wey estábamos sentados aquí platicando y de pronto se empezó a sentir mal y se desmayo.

Alestad: bueno pues vámonos a la chingada antes de q nos caiga la verga como se lama tu vieja ?

Asesino: "pancha"

Alestad: ok…(y con unos suaves toques a su mejilla como para q reaccionara…) pancha… (2 toques mas… ) panchaaa… (3 toques más todavía) panchaaa… (madres Cabrón, un súper cachetadón le pego a la zorra)que tuvo que despertarse mas que a huevo.

Vieja: ahhh q pasooo?

Alestad: oh sorry, soy el amigo del Negro vámonos no?...

Vieja: Es q no me puedo parar?

Alestad: Como vergas no, ándale no mames... (Y ayudándola a levantase nada mas escucho a mi compa...)

Asesino: aaahhh ahhh !!!!

Alestad: q traes pendejo?

Asesino: es q se me entumió la pierna

Alestad: ah como serás mamón hijo de tu puta garra de atrofiada madre, ya deja de mamar falo y vámonos, ándale cabrón ayúdame!!

Asesino: nel, no puedo wey, es q no puedo caminar bien.

Alestad: chingada madre, pa´cabarla de chingar pinche lisiado de mierda, vete al pito pues.

Y pues ni pedo, tuve q cargar en brazos con su vieja, por los pinches cerros de piedras que por esa parte había, bonito pinche lugar para venir a caldear de este cabrón.

Finalmente, pudimos llegar hacia lo plano de la entrada del hotel, y con la ayuda de mi jefe nos dirigimos hacia la casa de la chava, ya un poco mas relajados dándole su dotación ñil, para q se relajara y según esto le había bajado la presión.

El transcurso del camino, hacia la casa de la morra no se dijo nada, solo íbamos escuchando música, todos sabíamos q no era el momento idóneo para decir palabra, por q seria una estupidez, así q mejor calladitos nos vemos mas guapos.

Dejando a la vieja y ella agradecida por el trato, solo nos falto esperar a mi compa e irnos a dejarlo a su casa, después de una noche demasiado agitada.

Asesino: muchas gracias por la ayuda señor (el comento a mi jefe)

Jefe: de nada, nada más q ten mas cuidado y no te metas en problemas.

Asesino: lo tomare en cuenta.

Asesino: gracias perro

Alestad: de nada bro, ya sabes "any time any where".

Asesino: buenas noches

Alestad: ya días cabrón

Asesino: jeje simón

Alestad: cáile pues, ahí nos vemos luego.

Ya como a los 2 días después, me comentó el Negro q pues efectivamente, el hecho de andar por esos rumbos, era con la intención de fajar, y como se les hizo chido y original hacerlo en una cama de piedras estilo prehistórico y al pie de la playa, quesque para darle su toque romántico, y ya después haberle dado el plátano al chango, (o de haber echado pata, como vulgarmente se dice) pues a ella se le hizo fácil tomarse un descanso o una coyotita, y se relajó de más. Mi querido amigo le dio pa sus chicles y ya la estaba medio matando a la pobre.

Yo solo le digo a mi amigo que se cuide, y que pos ahí estamos pa la otra que lo necesite, ni pedo, para esos estamos los amigos, pero eso no te salva de tu buena relajada pinche negro de mierda.

Alestad